Cómo lidiar con los problemas gastrointestinales con ayuda de los probióticos

Durante los primeros meses de vida del bebé son comunes las visitas al pediatra, debido a cólicos, reflujo, estreñimiento… provocando inquietudes y preocupaciones a las mamás y papás. A este tipo de malestares digestivos se los denomina Trastornos Gastrointestinales Funcionales (TGIF), que son aquellos que afectan al tubo digestivo, provocando afecciones como trastornos en la sensibilidad visceral, cambios en la motilidad intestinal, alteración de la microbiota… Si no es tratado adecuadamente, podría derivar en patologías como el síndrome del intestino irritable, la migraña o el dolor intestinal funcional en etapas posteriores, por lo que es de vital importancia prevenirlos a tiempo. 

Cómo lidiar con los problemas gastrointestinales con ayuda de los probióticos.

Trastornos gastrointestinales más frecuentes y el papel de L.reuteri DSM 17938

En cuanto a los TGIF, diversos estudios avalan la suplementación con probióticos como L.reuteri DSM 17938, ya que ayudan a evitar la aparición de cólicos y estreñimiento durante el primer mes de vida, y reduce el número de regurgitaciones durante los primeros tres meses. Para estar preparados, es conveniente conocer cómo detectar los TGIF más comunes durante las distintas etapas del niño: 

“Una vez que hemos hecho los pertinentes ajustes en nuestra alimentación y actividad física, puede ser una buena idea suplementar con probióticos, sobre todo tras tratamientos con antibióticos.”

Trastornos gastrointestinales en recién nacidos, bebés y niños (0-4 años).

Durante los primeros meses de vida, los TGIF más comunes son los cólicos, el estreñimiento y las regurgitaciones, que pueden prolongarse hasta los 4 años de edad: 

Cólico del lactante 

Esta afección suele producirse antes de los 5 meses de edad, donde se sucede el llanto de manera incontrolada y recurrente (durante al menos 3h al día, 3 días a la semana), así como irritabilidad, queja… sin causa aparente, y sin evidencia de fallo de medro (1), fiebre o enfermedad. 

  • Tras el estudio de la Dra. Flavia Indrio (2), se comprobó el efecto de L.reuteri DSM 17938 tras 21 días de aplicación, siendo eficaz para los niños con cólicos, especialmente para aquellos que siguen la lactancia materna. 

 

Estreñimiento funcional 

Para identificar el estreñimiento funcional hasta los 4 años de edad, entre los síntomas del niño se deben registrar deposiciones duras, dolorosas, voluminosas o un historial de retención fecal excesiva (o realizar deposiciones menos de dos veces por semana). Cuando esto es recurrente, también puede detectarse debido a, al menos, incontinencia una vez a la semana o un historial de deposiciones voluminosas.

  • Se suele desarrollar tras un cambio en la alimentación, como el destete o un cambio en la fórmula alimenticia. 
  • Tras 2 semanas de tratamiento con Lactobacillus reuteri DSM 17938, la frecuencia de las heces se normalizó (2).

 

Regurgitación

Las regurgitaciones entre las 3 semanas y los 12 meses de edad suelen producirse dos o más veces al día, durante tres o más semanas. También pueden ser identificadas por la ausencia de náuseas, fallo de medro, dificultades de alimentación, aspiración, posturas anormales, etc. 

  • Los efectos se comprobaron tras 4 semanas de la aplicación del probiótico (2): disminuyeron el número de regurgitaciones y tuvo un efecto positivo sobre la motilidad gástrica. 

Trastornos gastrointestinales en niños y adolescentes: El dolor abdominal

Dentro de los trastornos de dolor abdominal funcional se engloban la dispepsia funcional, síndrome del intestino irritable, migraña abdominal y el dolor abdominal funcional. Si los cólicos y regurgitaciones durante los primeros meses de vida no se tratan adecuadamente, derivarán en dolor abdominal funcional durante la infancia y la adolescencia. Para evitarlo, es primordial cuando se dan este tipo de problemas en el recién nacido cambiar la flora bacteriana con el uso de probióticos como L.reuteri DSM 17938. Para poder dar un diagnóstico acertado del dolor abdominal en niños y adolescentes, deben pasar 2 meses con dolor abdominal mínimo 4 días al mes (sin necesidad de darse durante la comida, la menstruación…). 

  • L.reuteri DSM 17938 reduce la intensidad y frecuencia del malestar en niños, manteniendo un 80% de los días sin dolor y el alivio durante las 4 semanas de aplicación (2). 

 

Beneficios de L.reuteri en los trastornos gastrointestinales funcionales

Tal y como hemos podido comprobar, L.reuteri actúa sobre el intestino, protegiendo la mucosa intestinal y apaciguando la inflamación y el dolor, así como la motilidad del intestino delgado (retortijones). De igual manera, este probiótico ayuda a reducir el llanto inconsolado, la regurgitación y el estreñimiento durante los primeros 3 meses de vida, algo muy positivo para evitar posteriores problemas a edades más avanzadas (3). Además, puede administrarse a niños sanos para comenzar a lidiar con los TGIF antes de que aparezcan, y se pueden comenzar a ver evidencias tras 2 semanas de tratamiento.

(1) Situación que se da cuando el crecimiento de un niño, en especial el peso, varía notablemente con respecto a otros niños de su misma edad y sexo. 

(2) El estudio de la Dra. Flavia Indrio, profesora de Neonatología y Gastroenterología Pediátrica del dpto. de Pediatría de la Universidad Policlínica de Bari (Italia), comprueba la eficacia de la cepa L.reuteri DSM 1938 frente a los TGIF y su capacidad de mejorar la respuesta inmune. 

(3) Tal y como podemos ver en el estudio sobre el Uso Profiláctico de un Probiótico en la Prevención del Cólico, la Regurgitación y el Estreñimiento Funcional de JAMA Pediatrics.

Beneficios de la lactancia materna para el bebé

artículos relacionados

¿Qué es la microbiota?

¿Qué es la microbiota? Y concretando un poco más, ¿por qué es tan importante forjarla desde el nacimiento? Os lo explicamos en las siguientes líneas. En nuestro

Leer más

¿QUIERES FORMAR PARTE DE
NUESTRA FAMILIA VIRTUAL?

¡SUSCRÍBETE A REUTERI NEWS!

Un espacio en el que te brindamos consejos, luz y calma para que puedas disfrutar de la bonita aventura de convertirte en madre, padre y formar una familia.